605 955 030   contacto@vidasexualypareja.com

Nº Colegiada: M-26355

menú top

sexotercertrimestre

El sexo en el tercer trimestre de embarazo

Me encuentro escribiendo este post sobre el sexo en el tercer trimestre de embarazo pasados 3 meses de mi parto. Querría haberlo hecho más de primera mano pero se me echó el tiempo encima. Espero recordar esos momentos y no solo la teoría.

El tercer trimestre de embarazo es tan emocionante como el primero y también puede ser algo molesto. El final está cerca, muy pronto la familia conocerá a su nuevo miembro. Los preparativos y los nervios son los protagonistas y, en muchos casos, el sexo se olvida.

El cuerpo de la mamá en el tercer trimestre.

La barriga ya es muy prominente y según avancemos en este trimestre será más pesada. La mujer se siente torpe, ¡ni siquiera puede atarse los cordones!, también se siente hinchada y le puede costar respirar ya que el bebé ocupa todo su abdomen.

El parto se acerca y la mujer se puede sentir nerviosa y asustada. Está pendiente de las reacciones de su cuerpo, por el temor a ponerse de parto y no darse cuenta (offtopic; te das cuenta, tranquila), puede pasar por el famoso “anidamiento”, en el cual la mujer se dedica a preparar “el nido” para el futuro polluelo y tanto le puede dar por limpiar lo que nunca ha sido limpiado como por reformar la cocina. En resumen, en su cabeza no hay espacio para el encuentro sexual.

Algunas mujeres sí que se sienten especialmente ardientes en este periodo y es tan normal como lo contrario.

El temor a dañar al bebé con la penetración puede aparecer ahora si no se ha sentido antes. Además la criatura se mueve y patalea, lo que no permite olvidar su presencia por unos minutos a sus padres. En realidad, si no hay riesgo de parto prematuro, el sexo no está contraindicado e incluso está recomendado para mejorar el trabajo de parto (el orgasmo, más que el sexo en sí).

El sexo en el tercer trimestre.

Debido al peso del bebé, la zona genital está congestionada y esa cantidad de sangre acumulada hace que esté más sensible y que la lubricación sea mayor. La experiencia sexual puede ser distinta debido a esto; algunas zonas que antes no se disfrutaban ahora sí lo hacen y otras se perciben demasiado sensibles.

La barriga de la mujer, ahora ya muy prominente, dificulta algunas posturas. Se recomiendan posiciones en las que se penetre desde atrás, mejor si la mujer está tumbada para que no tenga que soportar peso. Se pueden utilizar almohadas para facilitar el movimiento.

Muchas mujeres prefieren la estimulación manual y oral antes que la penetración en este periodo, de esta forma se elimina el temor a adelantar el parto con la penetración.

El orgasmo puede aparecer más intenso o sentirse diferente, esto es totalmente normal. También es cierto que es más difícil estimular el clítoris con la barriga así que es probable que sea más complicado llegar al clímax.

La mujer puede haber empezado a producir calostro (que alimentará al bebé en los primeros días) y es normal que con la excitación y el orgasmo el pezón expulse este líquido.

Por otro lado, muchas parejas prefieren no tener relaciones sexuales en este trimestre y tampoco pasa nada en absoluto. En todo caso lo que no se recomienda es dejar de lado el contacto físico y la intimidad con la pareja.

Ahora parece difícil de imaginar pero se avecinan tiempos extraños, en los que la pareja se reconstruye y las prioridades cambian, por eso es el momento ideal para dedicarlo el uno al otro y reforzar vínculos.

 

 

Marta Ibáñez Sainz-Pardo
Psicóloga especialista en terapia sexual y de pareja

 

¡Contacta conmigo ahora!


  1. Responsable de los datos: Marta Ibáñez
  2. Finalidad de los datos: Envío de boletines de noticias y ofertas.
  3. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en SiteGround Spain S.L. (UE)
  4. Derechos: En cualquier momento puedes Cancelar o modificar tus datos.

Comments are closed.